Sylvia Gereda Valenzuela

 

Me llamo muchísimo la atención escuchar el testimonio de esta mujer soldado, herida por los pobladores bochincheros durante las tomas de Totonicapán el 4 de octubre, donde lamentablemente perdieron la vida varios guatemaltecos.

Siempre he estado segura que las noticias tienen dos caras y que ninguno somos dueños de la verdad. Y en esta caso, mi gran pregunta es: ¿porqué la mayoría de los medios no han cubierto esta otra parte de la historia, que al final demuestra un drama de una población manipulada por grupos extremistas que una y otra vez saltan a relucir en toma de carreteras, paralización de vías públicas, invasiones ilegales de fincas y otros actos ilícitos?.

Considero que no es posible hablar de “masacres” cuando existe una población en un estallido social, donde amenazan como quemar vivos a los soldados que en cumplimiento de su deber habían sido llamados para frenar una paralización ilegal de carreteras.

Es evidente por los videos y fotos que hemos visto, que los pobladores llevaban machetes y piedras y que hubo serios intento de asesinato y amenazas en contra de las fuerzas de seguridad.

Un caso muy impactante, es el testimonio de esta mujer soldado que resultó herida, y que hoy transcribo íntegro y que puede verse en este link de internet http://youtu.be/G_kntCPOfvc

Literalmente, ella describe los hechos de esta manera:

“En el lugar había muchos traileros que llevaban seguridades, nosotros fuimos los primeros al llegar al área en el primer camión. No nos dio tiempo de bajarnos, ni de bajar mochilas.

Al conductor lo obligaron a bajarse y dijeron que nos iban a quemar vivos. Cuando yo oí que el conductor estaba herido, todavía no me había bajado del camión porque yo iba de seguridad.

Cuando yo ví que la población empezó a menear el camión para quemarlo fue que me tire del camión y al momento de tirarme corrí para donde estaban mis compañeros y recibí una piedra en el pómulo, me desmaye porque el golpe fue fuerte y mi casco no me cubría hasta el área de la cara.

Mi compañero nos saco de allí. Luego toda la población se nos fue encima diciéndonos que nos iban a quemar vivos, lo cual no tuvimos otra alternativa que tiranos a los barrancos. Pudimos perder la vida tanto como allí en el enfrentamiento con un linchamientos como en el barranco porque la población nos siguió hasta los matorrales… Nosotros vamos a cumplir hasta que Dios lo quiera porque estamos dispuestos a defender la patria, como mujer que soy, soy valiente porque gracias a Dios estoy viva!

 

Este testimonio además, de contundente es dramático, y debe de ser escuchado. Es momento que el Ministerio Público realize una investigación donde las dos partes puedan ser escuchadas y donde se busque a los autores intelectuales de estos conflictos, esos que lucran con la miseria, la pobreza y la ignorancia.

Los mismos grupos revoltosos de siempre, que actúan al margen de la ley, que esconden la mano para tirar la piedra. Realmente, duele ser Guatemalteco y duele que lejos de caminar hacia la paz existan dos bandos en conflicto.

Lo invito a que me siga en twitter sgereda y en mi fan page Sylvia Gereda Valenzuela y que lea mis editoriales en el blog sylviagereda.com Además, puede ver todos los domingos a las 8 pm Informe Especial con Sylvia Gereda, el primer programa de Periodismo de investigación en la televisión Guatemalteca. Canal Antigua. Reprisse lunes 8 pm y sábado 10 pm